A la hora de gestionar un centro educativo, es muy importante conocer su línea estratégica y su proyecto educativo y así poder hacer una valoración general y orientar los recursos hacia aquellos objetivos más relevantes para la organización. Hoy de hecho, vamos a hablar de un tipo de centro con unas necesidades peculiares y diferentes a otros: las academias.

New Call-to-action

Los retos de la academia: gestión y formación de calidad

academia gestión

Estos son algunos de los aspectos a tener en cuenta a la hora de lograr una gestión de calidad de una academia:

  • Conocer las necesidades del alumnado: ¿Cuál es el objetivo del estudiante que va a querer matricularse en la academia? ¿Es un refuerzo de lo aprendido en la escuela? ¿Es un tipo de formación específica? ¿Es un complemento formativo, como en el caso de los idiomas?
  • Conocer la rutina del alumnado: En muchas ocasiones la academia es un complemento formativo, por eso puede pasar a un segundo plano de relevancia en el desarrollo del día a día del alumno. Tener esto en cuenta ayudará a adaptar la oferta de la academia.
  • Conseguir la excelencia del profesorado: La calidad en la enseñanza es un elemento básico a la hora de elegir una u otra academia, y por lo tanto debe ser uno de los pilares de la gestión de la academia. Encontrar a los docentes que más se adaptan a las necesidades de los alumnos y que se sepan enfocar a los objetivos del centro es crucial para un desarrollo óptimo de la actividad de la organización.
  • Calidad en la formación: Parece un básico, pero lo cierto es que la gestión de una academia tiene unas peculiaridades que la hacen diferente a la de otros centros. En este caso, la calidad es muy importante, ya que no se trata de una enseñanza reglada, y por lo tanto será un componente básico en la elección de los alumnos. Conocer las últimas tendencias en docencia, ofrecer contenidos actualizados, incorporar las nuevas tecnologías y adaptarse a la nueva forma de aprender es fundamental para crear una oferta llamativa y que interese al alumnado.
  • Competitividad: Estudiar qué hacen otras academias es muy importante para encontrar puntos de diferenciación y así poder contar con una oferta atractiva  y competitiva, que pueda resultar interesante al alumnado potencial.
  • Proximidad: La relación con el alumnado va a ser muy importante de cara no solo a futuras matrículas, sino también de cara a la imagen que la academia proyecta al exterior. En este sentido, es importante trabajar para ofrecer un servicio personalizado, intentando responder de forma adecuada a las necesidades de cada alumno.

La gestión de una academia contempla una serie de aspectos y necesidades específicas y diferenciadas de otro tipo de centros educativos. Estudia las características propias de tu centro, identifica las necesidades y diseña tu hoja de ruta para conseguir los objetivos marcados.

New Call-to-action