Hoy queremos hablarte de la evaluación de la práctica docente, pero queremos hacerlo desde el punto de vista del alumnado, es decir, de cómo los estudiantes pueden participar en el proceso de reflexión sobre la actividad docente con el objetivo de mejorar los procesos de enseñanza.

El proceso de evaluación de la práctica docente

Cuando un centro se lanza a determinar cuáles son las ventajas y aspectos a cambiar de su profesorado los datos son un recurso muy importante, y no solo para la mejora del personal docente, sino también para la propia gestión del centro.

New Call-to-action

¿Qué permite la evaluación de la práctica docente?

Tanto si se hace por parte de los alumnos como a través de otros métodos, la evaluación de la práctica docente nos da información sobre:

  • Buenas prácticas en el aula
  • Adecuación a los contenidos de la materia
  • Relación con los alumnos.
  • Innovación en el proceso de aprendizaje
  • Estrategias de motivación del alumnado

 

Ventajas de trabajar la evaluación de la práctica docente por parte del alumnado

evaluación práctica docente

Hacer que los estudiantes participen activamente en este proceso puede traer muchos grandes beneficios:

  • Ofrece información única y muy valiosa sobre cómo percibe el alumnado la actividad de sus profesores.
  • Implica al alumnado en el propio proceso de aprendizaje.
  • Refuerza la relación del centro con los estudiantes y sus familias.
  • Da ideas sobre cómo mejorar la actividad del centro.

Recomendaciones para realizar un buen proceso de evaluación de la práctica docente

Esta actividad debe ser planificada antes de ponerse en marcha, porque de lo contrario podría no traer los beneficios deseados. Para ello debes definir claramente los objetivos de la evaluación, utilizar una metodología sólida así como herramientas que proporcionen datos fiables y garantizar que la información facilitada sea totalmente anónima.

Además, debes animar al alumnado a participar en cualquier momento, es decir, que cuando tengan alguna duda o sugerencia no duden en transmitirla y que no se ciñan solamente al momento en el que se realice la encuesta.

La evaluación de la práctica docente es especialmente reveladora cuando proviene del propio alumnado, porque ellos conocen de primera mano la práctica en el aula, los criterios de evaluación y todos aquellos aspectos vinculados al desarrollo de la materia y de la enseñanza por parte de sus profesores. Tanto su valoración como el propio autodiagnóstico del docente resultan elementos clave para los procesos de mejora pedagógicos del centro.

Las características y requerimientos técnicos son determinantes para la bondad de este tipo de análisis. Hay que tener presente desde el diseño del cuestionario hasta la confidencialidad de los datos o la herramienta (online o offline) que se utilice para recoger la información.

New Call-to-action