La mejora de la educación en España es una necesidad que se hace cada vez más real para muchos expertos. La forma en la que los centros se plantean su labor y su puesta en marcha es crucial para desarrollar un sistema educativo que consiga los mejores resultados y forme a los alumnos con contenidos de calidad. En este sentido, el profesor Marina ha elaborado el llamado “Libro Blanco sobre la Función Docente no Universitaria”, encargado por el Ministerio de Educación, donde resume muy bien la necesidad de transformar la escuela española y de cómo los profesores y el conjunto del centro intervienen en este cambio. De esta forma, el profesor habla de una serie de propuestas que podrían ser de gran utilidad para este propósito. Estas son algunas de ellas.

¿Qué propone el profesor Marina para mejorar la educación en España?

  • “Una carrera docente similar a la de los médicos, de siete años y con procesos selectivos y prácticas remuneradas”.
  • Evaluaciones periódicas y sistemáticas de su labor teniendo en cuenta los resultados del centro y el progreso educativo de sus alumnos.
  • Reivindicar la figura del director como administrador y líder educativo.
  • Que los sindicatos se centren en cuestiones laborales y no tanto de educación.

Hoy nos queremos centrar en cómo evaluar el profesorado de la escuela, sin duda una necesidad que debe suponer un elemento de mejora para el propio colectivo. Así mismo, es probable que implique una mayor satisfacción tanto de los alumnos como de sus familias y un mayor prestigio del centro.


Descarga la GUÍA gratuita para organizar una jornada de puertas abiertas

Los objetivos de la evaluación docente

Cómo evaluar el profesorado

  • Proveer de información al profesorado para que reflexione sobre su práctica pedagógica y puedan realizar una mejora continua de su actividad, de cara a mejorar también los resultados del alumnado.
  • Identificar, con esta información, qué áreas curriculares se pueden mejorar en las diferentes materias y aplicar los resultados.
  • Aportar datos a la dirección y a los equipos de coordinación para optimizar la organización del centro y mejorar los procesos de aprendizaje.

¿Cómo se puede llevar a cabo esta evaluación docente?

Los alumnos son una parte fundamental de esta evaluación, por eso deben participar de forma activa en el proceso valorando cada una de las materias que cursa, atendiendo a cuestiones como:

  • La organización de los conocimientos y aprendizaje en el aula.
  • La dinámica del profesor a la hora de transmitirlos.
  • La interacción del docente con el grupo.
  • Los criterios de evaluación que se siguen.
  • La carga de trabajo y cuál es su dificultad.
  • Una valoración global del aprendizaje adquirido.

Propuestas sobre cómo evaluar el profesorado

Así, serán los propios alumnos los que darán información sobre las habilidades y funciones de sus profesores que servirán para hacer una valoración y así poder mejorar la tarea docente del centro. Como dijo el profesor Marina, “el hecho de evaluar el profesorado de la escuela es fundamental para mejorar el sistema educativo español”. Esto, unido al resto de sus propuestas, que puedes encontrar en el Libro Blanco sobre la Función Docente no Universitaria, supone un punto de partida para cambiar la concepción de la educación en nuestro país y lograr estudiantes mejor formados y con habilidades claras para desarrollarse en el mercado laboral.

Guía práctica para organizar una jornada de puertas abiertas